Diez terrores para Halloween (III)


Retumbarama resucita de entre los muertos para recomendaros, un año más, diez películas con las que celebrar la noche de Halloween.

Recordad que es una lista surgida desde las entrañas, poco meditada y, si queréis, caprichosa. No es fruto de un razonamiento sesudo ni de la búsqueda de las diez mejores películas de terror de todos los tiempos ni nada parecido. Son, sencillamente, diez títulos con los que pasar una noche de miedo y risas. Porque, al fin y al cabo, esto es una fiesta. ¿O no?

-------------------------------------------------------------------------------------------
 Agárrame esos fantasmas (The FrightenersPeter Jackson, 1996)

Hubo un tiempo en el que Peter Jackson hacía películas divertidas y Michael J. Fox todavía aparecía ocasionalmente en las pantallas de cine. Eran, sin duda, tiempos más felices, y esta cinta funciona como una cápsula del tiempo con la que recordar lo mucho que molaba Jackson y para darnos cuenta de lo mucho que nos hemos perdido de Fox por culpa de su enfermedad. Frenética, terrorífica, imaginativa y acertadísima en su combinación de humor y sustos, Agárrame esos fantasmas tiene tanta fuerza que podría resucitar a un muerto. Y, de propina, regala papelazos a Jeffrey Combs y a Dee Wallace. Lástima de FX digitales.
-------------------------------------------------------------------------------------------
 The Guest (Adam Wingard, 2014)

 
Adam Wingard ya nos sorprendió con la simpática Tú eres el siguiente (You're Next, 2011), pero cuando de verdad se ganó el corazón de muchos de nosotros fue cuando estrenó este irresistible pastiche de acción al más puro estilo Cannon con elementos de ciencia-ficción low-tech, arrebatos de terror psicopático y ambientación halloweeniana. Dan Stevens se quitó de un plumazo su imagen de bonachón y Maika Monroe se convirtió de inmediato en una de nuestras musas, confirmando después ese estatus gracias a la también recomendabilísima It Follows (David Robert Mitchell, 2014), que también podría estar en esta lista. 
-------------------------------------------------------------------------------------------
 No matarás... al vecino (Joe Dante, 1989)

 
¿Una de Tom Hanks en la lista de películas para Halloween? Sí, pero no una cualquiera: hablamos de una de las mayores excentricidades de Joe Dante, con un Hanks excelente como el típico tipo simpático que se ve metido en un fregado curioso cuando sospecha que sus nuevos vecinos, los Klopek, esconden un tenebroso secreto que ha de ser descubierto por el bien de todo el barrio. Cargada de humor, evidentemente, No matarás... al vecino es también un inquietante cuento de horror doméstico que, entre risa y risa, nos pone los pelos de punta en algunos instantes. Y ojo con sus momentos oníricos...
-------------------------------------------------------------------------------------------
 Kolobos: El último suspiro (KolobosDaniel Liatowitsch, David Todd Ocvirk, 1999)

 
Si hablamos de onirismos terroríficos, Kolobos es un buen ejemplo de película pequeña que parte de unos recursos más que sobados (los jóvenes encerrados en una casa, el asesino que se aparece en sueños y consigue asesinar en el plano real) para obtener unos resultados más que estimables. Sus directores no volvieron a hacer nada destacable (o, prácticamente, nada en absoluto), pero pueden estar orgullosos de haber conseguido firmar esta pequeña producción sepultada entre cientos de DTVs de su época y que conviene rescatar. De lo mucho que saquea a Suspiria, mejor no hablamos.
-------------------------------------------------------------------------------------------
 Halloween III: El día de la bruja (Halloween III: Season of the Witch, Tommy Lee Wallace, 1982)

 
Algunas de nuestras películas favoritas solo pueden proceder de la locura o la inconsciencia. John Carpenter debía andar sobrado de las dos cuando pensó que podría producir una película cada año titulada Halloween sin tener que depender de Michael Myers para venderlas. Craso error. Pero bello error también, porque esta Halloween III finalmente se convirtió en la secuela más interesante, reivindicable y, sin duda, excepcional de toda la serie. El público no entendió la propuesta y le dio la espalda. Pero, vista hoy, nadie en su sano juicio debería echar de menos a Myers con todo lo que ofrece esta.
-------------------------------------------------------------------------------------------
 Los Zero-Boys (The Zero-Boys, Nico Mastorakis, 1986)

 
Unos chicos se van a pasar un fin de semana al bosque. Allí se encuentran con una casa en la que aparentemente se graban vídeos snuff. Entonces se dan cuenta de que han ido a parar al hogar de unos paletos psicópatas que harán lo posible por no dejarles salir de allí con vida. Lo típico, ¿verdad? Pero, ¿qué pasaría si esas víctimas en potencia fueran unos flipados de las armas cuya mayor afición son los juegos de guerra? La respuesta es Los Zero-Boys, una pequeña cinta de culto dirigida por un Nico Mastorakis en estado de gracia, capaz de mezclar con naturalidad acción, suspense y terror sin que en ningún momento chirríe nada.
-------------------------------------------------------------------------------------------
 Poseída para matar (Aatma, Deepak Ramsay, 2006)

 
El toque exótico de la lista. De la larga estirpe de los Ramsay de toda la vida, en 2006 llegó esta producción de Bollywood que pretendía subirse al carro de la prácticamente desastrosa El Exorcista: El comienzo (Exorcist: The Beginning, Renny Harlin, 2004), de la que copia algunos FX . Aparte de eso, pocas conexiones encontraremos en esta terrorífica (de verdad) historia de posesiones, con la inevitable historia de amor que ocupa una parte importante del metraje y una inesperada revisión de una de las escenas más famosas de Blanco humano (Hard Target, John Woo, 1993).
-------------------------------------------------------------------------------------------
 Re-Sonator (From Beyond, Stuart Gordon, 1986)

 
Re-Animator (Stuart Gordon, 1985) probablemente no sea superada nunca como adaptación más divertida del imaginario de H.P. Lovecraft. Pero Re-Sonator sí consiguió ser más loca, viscosa y visualmente apabullante, recuperando a parte del equipo de la anterior (Gordon, Yuzna y Band detrás de las cámaras, Jeffrey Combs y Barbara Crampton delante de ellas) e incorporando a otro mito del terror como es Ken Foree (Zombi, George A. Romero, 1978). Mucho humor, muchos efectos especiales de maquillaje y mucha Crampton. Amor puro.
-------------------------------------------------------------------------------------------
 Zombis Nazis 2: Rojos vs. Muertos (Dead Snow 2: Red vs. Dead, Tommy Wirkola, 2014)

 
El primer Zombis Nazis (Dead Snow, Tommy Wirkola, 2009) tenía un concepto atractivo que conseguía arrancarnos la sonrisa ya desde su propio título español. Sin embargo, la película no estaba a la altura de la premisa y solo funcionaba aisladamente. Esta secuela, en cambio, es posiblimente la primera película épica de zombis de la historia, más grande, más sangrienta, más graciosa y más inteligente. La mejor comedia zombi desde Zombies Party (Shaun of the Dead, Edgar Wright, 2004), con batallas multitudinarias de no-muertos, un protagonista que parece Jason Statham y la Zombie Squad. Espectacular.
-------------------------------------------------------------------------------------------
 Demons 2 (Dèmoni 2... l'incubo ritorna, Lamberto Bava, 1986)


A menudo olvidada o menospreciada en comparación con su irresistible primera parte (una de las películas que más puedo amar), Demons 2 bien merece que la rescatemos de ese ostracismo y le demos una nueva oportunidad para demostrar sus virtudes. Sigue habiendo bastante gore, mayor variedad de monstruos y una parte final que se convierte casi en un precedente de Jungla de cristal (Die Hard, John McTiernan, 1988) con demonios pisándole los talones a los protagonistas. Pero pronto tendré ocasión de hablar más sobre esto. Concretamente, aquí.
FELIZ NOCHE DE HALLOWEEN, NIÑOS Y NIÑAS.

Comentarios