Semana de Retumbalibros (VII): El Rey de los Elfos


Johann Wolfgang Goethe, Borja González
El Verano del Cohete, 2013
52 páginas

Para montar una pequeña editorial de libros ilustrados en Badajoz y, para colmo, editar estos libros como si fueran pequeñas obras de arte que provocan placer nada más cogerlos con las manos, hay que ser un inconsciente o un valiente. Para coger un poema de Johann Wolfgang Goethe y basar en él la segunda referencia de esta editorial, no basta con ser valiente o inconsciente, hace falta ser un titán. Pero esto es lo que pasa cuando se juntan tres titanes, Rui Díaz, Mayte Alvarado y Borja González, que forman El Verano del Cohete, sacan un libro tan valioso como Los Turistas (Rui Díaz & Ana Sender, 2012) y después van se lanzan con El Rey de los Elfos. Y encima son guapos. Para odiarles, vamos.

Otra muestra de su inteligencia: saben rodearse de gente muy válida, en esta ocasión tienen a Erica Couto, que se encarga de escribir un prólogo excepcional en el que nos explica por qué el poema de Goethe es tan importante (entre otras cosas, porque "en toda su brevedad vertiginosa, inquieta y estremece"). Por su parte, David Carril carga con la responsabilidad de traducir el original y exponerlo en la siguiente parte del libro (tienen también la deferencia de poner la versión en alemán), justo antes de que Borja González utilice sus lápices para ilustrar, de manera espectacular, esta oscura balada que tan bien se adapta a su personal imaginario. No ha sido fácil para él: en un momento de arrebato, tiró todo el trabajo que tenía hecho y comenzó de nuevo, convencido de que podía hacer algo mejor y que se apartara todavía más del modo en el que ha solido ser ilustrado este poema.

El resultado está en la línea de sus trabajos anteriores (uno de los cuales La boca del lobo, ya fue reseñado en Retumbarama!), con esa capacidad inaudita de sobrecogernos con el paso de hoja, de transportarnos a un mundo onírico lleno de recovecos, sombras y líneas que se alargan hasta el infinito, se retuercen y forman figuras espeluznantes. Un librito cuidado hasta la extenuación, con una cubierta que supone en sí misma un motivo por el cual merece la pena tenerlo. Y un paso más de El Verano del Cohete hacia la conquista del mundo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Golpe de estado

La leyenda del luchador borracho

Diez terrores para Halloween (II)