Localidades agotadas.





Es el sueño de cualquier exhibidor cinematográfico: una sala abarrotada, donde los más rezagados han tenido que sentarse en la fila 1 y esperan no verse afectados de ceguera o tortícolis. Eso ocurre de cuando en cuando, sobre todo en Navidades, momento en el que llegan los estrenos familiares. Pero, ¿qué pasa el resto del año? Pues que los cines son un lugar desértico en los que a veces se da esta situación: vas a ver una película, estás solo en la sala y te obligan a cambiarte y escoger otro largometraje donde sí haya más público, porque no sale rentable hacer la proyección para una única persona. En realidad, hace tiempo que las salas de cine dejaron de ser rentables, sobre todo desde que, en mitad de una asfixiante crisis económica, algunas lumbreras decidieron que esto era un lujo y que había que aplicarle el IVA correspondiente. Y uno se preguntan cómo no entienden que la ecuación “menos dinero en el bolsillo” + “entradas cada vez más caras” da siempre como resultado “salas vacías”. Con este panorama, a los exhibidores no les quedará más remedio que tomar medidas drásticas si quieren subsistir. Y algunos ya lo están haciendo.

Por ejemplo, los barceloneses Cinemes Girona estaban con el agua al cuello. Debían poner proyectores digitales en sus tres salas (porque pronto todos los títulos que lleguen a la cartelera lo harán en ese formato y no en celuloide), y no sabían de dónde sacar el dinero. ¿Solución? Han creado un abono anual que sólo cuesta 30 euros. Repito, 30 euros para poder ver durante todo el año todo el cine que quieras. El resultado fue que en menos de cinco días ya habían alcanzado la cifra de 3531 socios (según leo en www.hoycinema.com) y todavía siguen vendiendo más abonos, hasta tal punto que no saben si van a tener butacas suficientes para tanto público.

¿Y aquí qué pasa? Pues que CineSur Conquistadores (Badajoz) sigue sin querer enterarse de cómo está el tema, cobrando 7,50€ por entrada los fines de semana (un euro menos a diario) y aplicando un suplemento de 90 céntimos si las compras por anticipado. Pero Cinesa El Foro (Mérida) se ha puesto las pilas bien puestas: a partir de ya y hasta el 16 de enero de 2014, podemos ir al cine todos los días de la semana por sólo… ¡4 euros! 4,50€ si son en 3D. Así que yo, que vivo en medio de Badajoz y Mérida (en Guadiana, concretamente), ya estoy diciéndole adiós al Conquistadores y pensando qué sesión doble me voy a marcar, con un poco de suerte, mañana en El Foro. Espero que, gracias a esto, tengan que colgar muchas veces el cartel de “localidades agotadas”. Y, ojo, esto no es publicidad. Es sólo un reconocimiento a las cosas bien hechas.

____________________


Nota: Texto publicado originalmente en la edición impresa de Crónicas de un Pueblo


Comentarios

Entradas populares de este blog

Golpe de estado

La leyenda del luchador borracho

Diez terrores para Halloween (II)