La bajona.





Sábado, 22 de junio de 2013. Me siento delante del ordenador para intentar dar con alguna idea que me sirva para escribir la columna de este mes. Ya voy tarde. Esto era para ayer. Y a María le puede dar el telele si el lunes no tiene mi correspondiente crónica en la bandeja de entrada de su correo. Mientras intento dar con la idea, caigo en la cuenta de que hace bastante tiempo que no voy al cine, así que entro en Internet y miro la cartelera de Badajoz, a ver qué ponen.

Sala 1: Trance, de Danny Boyle. Hmm, puede ser interesante, tiene pinta de thriller loco y Rosario Dawson (para mí) siempre es un plus. Pero me da mucha pereza tener que verla doblada, así que la descarto.

Sala 2: Monstruos University en 3D. El 3D de Badajoz es una estafa (como el de casi todas partes) y la peli tiene pinta de ser una mera excusa para volver a vender muñecos de Sulley y Mike Wazowski. Paso.

Sala 3: El Hombre de Acero. De entrada, ya me toca las narices que no la llamen simplemente Superman. Veo el tráiler y todo parece demasiado solemne, demasiado serio, con una vocación de trascendencia que fue lo que arruinó a mi entender las cintas de Batman dirigidas por Christopher Nolan (aquí productor). Leo algunas críticas y veo que entusiasma a los fans de Nolan y que aburre a los que lo pasaron mal con sus pelis del Caballero Oscuro. Yo fui de los segundos, así que me ahorro la entrada. Sigamos.

Sala 4: R3sacón. La primera parte no me hizo mucha gracia y la segunda todavía menos. Creo que puedo vivir sin la tercera.

A ver qué hay en la Sala 5: Fast and Furious 6. Ya la he visto. Me lo pasé muy bien, creo que es una película muy consciente de su condición de juguete aparatoso y que lleva esa idea hasta las últimas consecuencias, así que bien. Pero no me gustó tanto como para repetir.

Sala 6: El Hombre de Acero, ahora en 3D. Conmigo que no cuenten.

Sala 7: Monstruos University. ¿Otra vez? Ah, espera, que ahora es en 2D, para que las familias que tengan que llevar a sus hijos se puedan ahorrar unos eurillos al prescindir de las gafitas de las narices.

A ver la Sala 8, última oportunidad... ¡¿Qué?! ¡Otra vez El Hombre de Acero! Vaya bajona.

Total... otra semana más que me quedo en casa (¡pero al menos ya tengo la columna hecha!). Me imagino que los dueños del cine se estarán frotando las manos calculando lo que van a ganar gracias al muchacho de Krypton, pero... ¿no les traería más cuenta intentar crear una clientela fija bajando el precio de las entradas y ofreciendo más variedad, en lugar de tener que depender de gente que va al cine una o dos veces al año? #Amiquemeloexpliquen.

____________________


Nota: Texto publicado originalmente en la edición impresa de Crónicas de un Pueblo


Comentarios

  1. Jim Abrahams, Neill Blomkamp!! os invocamos para que salveis este verano!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Jim Abrahams? Ojalá volviera e hiciera 'Hot Shots 3', jejeje. Es broma, sé que te refieres a nuestro amigo J.J., quien ya nos ha alegrado parte del verano gracias a la nueva 'Star Trek'. La de Blomkamp puede estar bien también, aunque a mí Matt Damon me da perezón. Mis esperanzas para el verano están puestas en 'Pacific Rim' y 'Expediente Warren'.

      Eliminar
  2. caray! mi subconsciente me ha traicionado jaja. Aunq no estaría mal que volviesen los viejos tiempos de la ZAZ

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Golpe de estado

La leyenda del luchador borracho

Diez terrores para Halloween (II)