Re-Cycle (Gwai wik. Pang Brothers, 2006)



Angelica Lee (o Lee Sinje) interpreta en Re-Cycle a una famosa escritora de novelas románticas que se siente bloqueada cuando intenta cambiar el género al que quiere adscribir su próximo trabajo, centrado en el mundo paranormal y alejado de lo que sus fans esperan de ella. En el intento, la joven queda atrapada en una suerte de universo paralelo producto de su imaginación, teniendo que pasarlas canutas para sobrevivir y volver a lo que antes conocía como realidad.

Con esa interesante premisa no es difícil trazar un paralelismo entre lo que le sucede a la protagonista y lo que les ocurría a los propios Hermanos Pang en el momento en el que filmaron la película: famosos por estar entre el grupo de cineastas que desataron la fiebre por el terror oriental en todo el planeta hace unos años, los Pang se veían obligados a contentar a sus fans y darles justo lo que exigían, pero al mismo tiempo bullía en sus adentros la necesidad de dar rienda suelta a su creatividad y abordar premisas distintas a aquellas por las que se habían hecho conocidos. Así, en Re-Cycle jugaron a insinuar a sus espectadores durante los primeros minutos de la cinta la sensación de que estaban en terreno conocido y que todo sería como siempre: voces del más allá que se comunican a través del contestador, mechones de pelo largo y negro al pie de la bañera o en el fregadero, sombras tenebrosas que se aparecen de repente detrás de la protagonista cuando ésta se agacha a recoger algo del suelo, una escena de tensión creciente dentro de un ascensor... Pero de repente, de manera brusca, el largometraje cambia de escenario, cambia de tono y, con ello, los Pang se sitúan en el mismo lugar que su personaje principal, esforzándose al máximo por ofrecer algo distinto y perdiéndose también un poco en el intento.

Provista de unos efectos especiales lo bastante buenos como para que no resulten un estorbo a pesar de lo mucho que se utilizan, Re-Cycle pasa de ser una cinta de terror a convertirse en un experimento visualmente sorprendente y atractivo, pero narrativamente farragoso y, a ratos, incómodo. Si bien sus imágenes refulgen con una fuerza considerable y constituyen en sí mismos un atractivo más que suficiente como para que merezca la pena acercarse a la película, los derroteros por los que transita su argumento no son del todo agradables, sobre todo porque se produce cierta indefinición en el tono de la película, que va de lo grotesco a lo infantil, de lo terrorífico a lo lacrimógeno, lanzando al espectador un puñado de ideas inconexas pero inevitablemente atractivas. Esto último, unido a la estupenda interpretación de Angelica Lee y a la belleza conceptual de la mayoría de los planos, consigue que la experiencia de ver Re-Cycle oscile entre lo irritante y lo hipnótico, aunque la balanza se decanta finalmente hacia el lado positivo gracias a su poder de sugestión.

.....     

A favor: La belleza de sus imágenes, capaces de justificar por sí mismas la existencia de la película. 

En contra: En su esfuerzo por resultar originales o sorprendentes, los Pang se acaban metiendo en un jardín del que no consiguen salir sin alguna que otra magulladura.



Valoración:


Comentarios

Entradas populares de este blog

Golpe de estado

La leyenda del luchador borracho

Diez terrores para Halloween (II)