Me arrepiento del mañana (Enrique Rubio. Sublima Comunicación, 2013)



En la época de los libros electrónicos y las tablets, que son herramientas de las que no reniego en absoluto (de hecho, amo a mi Kindle), no puedo hacer otra cosa que celebrar dos tendencias que se están dando con fuerza en el mundo editorial y que confluyen en este tercer trabajo publicado de Enrique Rubio: por un lado, la búsqueda del libro-objeto, del volumen para coleccionistas, del artículo que posee valor no sólo por lo que guarda en su interior, sino también por la manera en la que está presentado; por otro, la autoedición como forma de sacar a la luz unos textos por los que una editorial convencional no se atrevería a apostar, ya sea porque se considera que su target sería demasiado pequeño o porque su contenido podría volar cabezas de los lectores desprevenidos.

Incendiario y tóxico, como ya avisa su insólita portada (en la cual no aparece el nombre del autor y nos obliga a abrir el tapón, como si de una botella se tratara, para poder leer su título), Me arrepiento del mañana es un libro capaz de provocar reacciones alérgicas y adictivas al mismo tiempo, una colección de breves ensayos y relatos que muestra la visión de Enrique Rubio sobre varios temas de la sociedad actual, pero que gira sobre todo en torno al oficio de escritor, a lo que supone querer adentrarse en ese terreno que Rubio nos desvela como una zona plagada de peligros, de traiciones veladas, de envidias y de trampas impuestas por los que poseen el poder y no están dispuestos a perderlo. Sin dejar del todo claro qué es ficción y qué realidad, qué hay de sincero en algunas de las reflexiones que el autor escupe a la cara del lector o qué hay de simple provocación en ellas, Me arrepiento del mañana es una extraña, incómoda y fascinante mezcla de furia, reflexión, humor, crítica, sátira, didactismo y sensibilidad. Y es imposible que nadie quede indiferente ante su propuesta.

Para que os hagáis una idea de lo que os encontraréis en el libro, podéis echar un vistazo al blog de Enrique Rubio, donde podréis leer algunos de los textos que figuran en Me arrepiento del mañana. Apuesto a que lo siguiente que hará más de uno será entrar aquí. Tranquilos. No hay de qué.

.....     

A favor: La falta de pudor que exhibe Rubio a la hora de arrojar su bilis contra el lector y machacar cabezas con sus ideas (no tan) locas. 

En contra: A alguno le parecerá que pagar por unos textos que, en su mayoría, puede encontrar gratis en la página web del autor es malgastar el dinero. Pero sólo el formato en el que está editado el libro ya merece vuestros ahorros. Creedme. Además, muchos de los textos ya no se pueden leer completos en la web y otros son totalmente inéditos. 

Valoración:

Comentarios

Entradas populares de este blog

La leyenda del luchador borracho

Golpe de estado

Diez terrores para Halloween (II)