Entradas

Mostrando entradas de enero, 2013

Django desencadenado (Django unchained. Quentin Tarantino, 2012)

Imagen
Aunque algunos de sus fans no parezcan darse cuenta, Quentin Tarantino lleva veinte años ofreciéndonos mentiras. Benditas mentiras, eso sí, que vienen a regalarnos un remanso de cinefilia y gozo cada dos o tres temporadas, pero mentiras al fin y al cabo. O, como poco, verdades a medias. Ojo, no estoy acusando a Tarantino de ser un farsante o de reírse de nosotros, pero sí creo que es evidente la distancia que existe entre la parte superficial de su obra y lo que se esconde en el fondo. Es decir, el amigo Quentin se ha especializado en jugar con lo que el espectador espera ver, en empaquetar sus películas como si se adscribieran a un género muy determinado pero olvidándose luego de él o, como mínimo, tomando del mismo solamente algunos de sus rasgos y olvidándose del resto. Su filmografía está llena de películas que parecen una cosa y luego son otra distinta (algo que, después de todo, no nos molesta porque siempre acaba entregando productos fascinantes). Veamos algunos ejemplos: Rese…

Jack Reacher (Íd. Christopher McQuarrie, 2012)

Imagen
Basada en la novela Un disparo de Lee Child (la novena de las diecisiete que hasta ahora conforman la saga),  Jack Reacher es una película que, como su personaje protagonista, representa un feliz regreso a la era analógica en un tiempo de sobreexposición digital. Reacher es un tipo con el que nadie puede contactar, que no tiene teléfono móvil, correo electrónico, dirección postal, pasaporte o carnet de conducir en vigor. En una época de perfiles en las redes sociales, de banca on-line y de herramientas informáticas que indican en qué punto exacto del planeta estás en casa momento, Jack Reacher se las apaña para vivir sorteando todos los radares, para evadir, según confiesa él mismo en un momento de la historia, esa esclavitud a la que están sometidos los que deciden vivir bajo las normas del sistema. Además de un fantasma, Jack Reacher es alguien capaz de recordar el número de serie de un fusil y de ganar una pelea contra una pandilla de maleantes con la misma aparente facilidad, al …

Crónicas Cinéfagas: Mis 10 del 2012.

Imagen
Por fin ha terminado 2012, el año en el que supuestamente se acababa el mundo y en el que más apuros hemos pasado. ¿Será 2013 mejor? Pues no tengo la respuesta, pero si estáis leyendo esto es que los mayas se equivocaban, así que vamos a celebrarlo con mucho cine. Para ello, os voy a hablar de las que han sido mis películas favoritas de 2012. Repito, mis favoritas. Eso no significa que sean las mejores, entre otras cosas porque también habrá algunas que no he visto todavía y que, de haberlo hecho ya, también podrían figurar aquí (pienso entre otras en Holy Motors de Leos Carax o The Yellow Sea de Na Hong-jin, aunque ésta sea de 2010 y no haya llegado hasta ahora a nuestro país). Así, como ya deberíais conocer mis preferencias, a nadie le debería extrañar que entre mis favoritas estén varias cintas de acción: Los mercenarios 2, de Simon West, ha sido la película que todos los fans del género estábamos esperando desde hace años, una suma de todo lo que nos gusta de este tipo de cine y,…

Michael Jackson Immortal (Jamie King. Cirque du Soleil, 2011)

Imagen
Cuando Michael Jackson anunció en marzo de 2009 que iba a comenzar una serie de conciertos en el O2 Arena de Londres denominada This is it, fui uno de los que aguardaron impacientes el momento en el que las entradas estuvieran a la venta para poder conseguir una de ellas. No tuve suerte, pero al ampliarse el número de conciertos de los 10 originalmente previstos hasta un número de 50, pensé que todavía tendría oportunidades de ver por fin en directo a mi artista favorito, a quien llevaba siguiendo desde que me hiciera temblar de miedo con el videoclip de Thriller cuando apenas era un niño. Lamentablemente, esta posibilidad y muchas otras cosas se fueron al traste cuando Michael murió el 25 de junio de 2009, apenas unos días antes del primer concierto previsto.

Ser fan de Michael Jackson en los 80 era fácil. Era lo normal. ¿A quién no le podía gustar el disco Bad? ¿Quién no se asombraba cada vez que veía el moonwalk? ¿Quién era capaz de mantener los pies quietos cada vez que empezaba …