Sitges 2012: Las 25 imprescindibles de Retumbarama!


Aunque este año tampoco me va a ser posible estar en Sitges, no quiero dejar pasar la oportunidad de hacer un repaso por las que considero las películas más interesantes que serán proyectadas en esta edición del Festival de Festivales. 

Sin más preámbulos, y previendo que este va a ser un post largo, nos metemos en harina: 



AFTERSHOCK (Nicolás López): El director de una película que me chifló en su momento como fue Promedio Rojo (2004), así como de Santos (2008), que aún no he visto, se ha aliado con el Eli Roth de nuestros amores (como productor, guionista y, atención, protagonista) para llevar a cabo esta co-producción entre Chile y Estados Unidos que se vende como una de las propuestas más golosas del Festival. En el argumento tenemos a Eli y a unos amigos viajando a Chile en busca de cachondeo y sexo fácil y encontrándose en mitad del cataclismo provocado por un terremoto. Lo que empieza como una cinta catastrofista acaba, al parecer, convirtiéndose en una película de terror pura y dura, un contrapunto canallaa otro de los platos fuertes del Sitges de este año (Lo imposible, en la que J.A. Bayona comienza haciendo una película de catástrofes para luego convertirla en, según las notas de prensa del Festival, "un melodrama cuidado en el dibujo de los personajes, sus decisiones y las emociones que les acompañan en tan duro viaje" donde "se advierte la huella de Weir y de Malick, su manera de hablar de la naturaleza como algo poderoso e incontrolable". Glubs... En fin, que la buena es Aftershock. Como no hay tráiler (o no lo he encontrado), os dejo una pequeña entrevista a López y Roth en la que se muestra un fragmento de la película.




ANTIVIRAL (Brandon Cronenberg): Hay una notable expectación por comprobar si Brandon Cronenberg lleva en la sangre el talento de su padre. Lo que sí sabemos ya es que tiene la misma cara de flipado que David, aunque sin gafas y con patillacas, y que el tráiler de su primer largometraje, Antiviral, se mueve por un universo que recuerda ciertamente al de las travesuras de papá, aunque, eso sí, todo con un tono bastante más aséptico y, quizá, menos orgánico que el que hizo famoso a su predecesor. También sabemos que Caleb Landry Jones, su joven protagonista, puede dar mucho miedo sin apenas hacer esfuerzo. Parece ser que, este año, el Cronenberg que se llevará los laureles será Brandon y no David (quien estrena también en Sitges su controvertida Cosmopolis).




BERBERIAN SOUND STUDIO (Peter Strickland): La sinopsis me tiene ganado: "Estamos en los años setenta, cuando Gilderoy, un técnico de sonido británico llega a uno de los estudios más baratos de Italia. Su trabajo es aparentemente fácil: poner en orden los ruiditos de la nueva película del maestro Santini. Gritos, susurros y demás efectos del terror se irán metiendo en la cabeza del sonidista, arrastrándolo en una espiral de miedo que se extenderá por el ánimo exploit del entorno del estudio. ¿Son triquiñuelas de la imaginación, efectos secundarios de una intoxicación cinéfila, gajes del oficio o puro terror real?". Me recuerda al giallo y me recuerda al Blow-Out (Impacto) de Brian De Palma, así que bien, muy bien. Muchas ganas. Y mucha pena de no poder verla en pantalla grande. 




DRACULA 3D (Dario Argento): Ya es un hecho que Argento chochea un poquito y que sus últimas películas (y no tan últimas) distan bastante de ser piezas memorables como las que dirigía en sus comienzos. También es casi seguro que esta versión de Drácula que ha hecho sea una basurilla más, pero qué queréis que os diga, me hace gracia eso de poner a Rutger Hauer como Van Helsing, de ponerle pelucón a Unax Ugalde para que haga de Jonathan Harker y, venga, va, lo reconozco, si el efecto estereoscópico es bueno... tiene que molar mucho ver a Asia Argento con colmillos en tres dimensiones. Si, además, es tan chorra como parece por su tráiler, podemos estar ante la primera película divertida que Argento ha filmado en bastante tiempo. 




FLYING SWORDS OF DRAGON GATE 3D (Tsui Hark): Y aquí tenemos otro caso de director viejuno que ya ha hecho de todo en la industria y que ha visto en las tres dimensiones un motivo para sentirse joven de nuevo. Tsui Hark suele tener un problema: los argumentos de sus películas no se entienden del todo bien, a veces porque los distribuidores les meten la tijera o porque, simplemente, él mismo se hace un lío. Pero también tienen algo muy positivo, y es que sus secuencias de acción se siguen encontrando entre lo más espectacular y hermoso que se puede ver hoy en día. Su reencuentro con Jet Li casi veinte años después de Érase una vez en China III (1993) promete ser un festival de coreografías imposibles y efectos especiales a tutiplén. Y además con 3D del bueno, del de tirarte cosas a la cara. Si estáis en Sitges y os gusta la acción, no deberíais perder la oportunidad de ver esto en una sala de cine, porque puede que sea la única que tengamos en España. 




GRABBERS (Jon Wright): Se abusa mucho del término "ochentero", aplicándose a cualquier cosa en la que salgan bichos, niños u hombreras, pero no siempre tiene sentido hacerlo. En este caso, sí es verdad que el poster de la película podría haber estado en cualquier videoclub de los años ochenta y no desentonaría en absoluto. En cuanto a la cinta en sí, independientemente de que se parezca o no a las de aquella época, es casi seguro que ofrecerá buenas dosis de diversión y sustos, algo así como el Temblores (Tremors. Ron Underwood, 1990) de nuestra época en versión irlandesa: esto es, cambiar el desierto y los cowboys por humedad, bichos viscosos y policías borrachuzos que descubren que la única manera de no ser atacados es permanecer ebrios.  




INVASOR (Daniel Calparsoro): Hay otras cintas españolas en el Sitges de este año que pueden ser interesantes, como El cuerpo de Oriol Paulo (pese a Belén Rueda y pese al peinado de José Coronado) o El bosc de Òscar Aibar (aunque esta última me descoloca bastante). Pero creo que la mejor película autóctona de este año será Invasor, el regreso al cine de Daniel Calparsoro tras firmar algunas de las miniseries de más éxito de nuestra televisión reciente, como El castigo o La ira. Aquí nos encontramos en el guión a Jorge Arenillas (director de muchos episodios de Muchachada Nui) y a Javier Gullón (responsable del libreto de la estupenda El rey de la montaña), lo cual me da buenas vibraciones. Tanto como me las transmite este tráiler que promete algo potente y carente de ese feo complejo de inferioridad que tienen casi todos los directores que se atreven a hacer thrillers en nuestro país y que les obliga, absurdamente, a buscar coartadas extragenéricas para autoconvencerse de que están haciendo algo más que una simple película de suspense, acción, intrigas y persecuciones. Confío en que no sea el caso de Invasor




JOHN DIES AT THE END (Don Coscarelli): Más o menos como Wes Craven, Don Coscarelli se las ha ido apañando para ir filmando cada muchos años una película con la que mantener el cariño de los aficionados. El tipo que creó Phantasma (1979), El Señor de las Bestias (1982) y Bubba Ho-Tep (2002) ha conseguido las que probablemente sean las mejores críticas de su carrera gracias a John dies at the end, adaptación de la novela que Jason Pargin comenzó a publicar en internet bajo el seudónimo de David Wong y que finalmente sería editada en papel en 2007. Los que esperen una película de terror convencional saldrán decepcionados, ya que, a falta de leer la novela, y fijándome sólo en el tráiler, John dies at the end parece más moverse por terrenos similares a los de Bubba Ho-Tep: humor negrísimo, efectos especiales tradicionales, teorías conspiranoicas y muchas alucionaciones. Compro. 



JOURNEY TO PLANET X (Myles Kane y Josh Koury): Hace doce años descubrí en un cine de Newcastle, por casualidad, un documental que sigue inédito en España y que os recomiendo encarecidamente que busquéis en internet: American Movie (Chris Smith, 1999). En ella, Chris Smith seguía la odisea de Mark Borchardt y Mike Schank por terminar su película Coven, un mediometraje de terror de ínfimo presupuesto, trazando una tronchante radiografía sobre la obsesión de dos fanáticos del cine que no contaban con medios (ni, probablemente, demasiado talento) para sacar adelante su proyecto. Journey to Planet X parte de una premisa similar, solo que ahora los objetos de estudio tomados por Myles Kane y Josh Koury son dos científicos que, en sus ratos libres, dan rienda suelta a su pasión por las películas de ciencia-ficción y fantasía haciendo las suyas propias. Un poco como los niños que hacían películas con juguetes y las cámaras de super 8 de sus padres, pero con teorías científicas plausibles y pantallas verdes de por medio. Puede ser muy divertida. 




LA MEMORIA DEL MUERTO (Valentín Javier Dimet): La sección Midnight X-Treme del Festival de Sitges es aquella reservada exclusivamente para los más valientes, enérgicos y, a veces, inconscientes, porque hay que tenerlos cuadrados para meterse a ver una maratón que comienza a la una de la madrugada y se extiende hasta las seis y pico, haberse tomado mucho Burn o estar como una cabra. O eso o haber estado descansando todo el día previamente y no pasárselo entero yendo del Auditori al Prado, del Prado al Retiro, del Retiro a Brigadoon y vuelta a empezar. Por eso a veces es casi imposible ver algunos títulos que pueden resultar interesantes más allá del festival gore y cafre que se suele proyectar a esas horas. La memoria del muerto apunta maneras de giallo filmado en Argentina, con algo de humor negro y mucho terror. Habrá que seguirle la pista...



LOOPER (Rian Johnson): Pronto la tendremos en todas las carteleras españolas, pero no es lo mismo verla en unos multicines que en la majestuosidad del Auditori del Meliá de Sitges, con esa pantalla gigantesca, en versión original subtitulada y acompañado de otro millar de espectadores dispuestos a aplaudir, a reír y a aullar. Si todo lo que dicen las críticas es cierto, lo más probable es que todo esto suceda durante el visionado de Looper, de la que se habla ya como de una de las películas imprescindibles de este año. Cuenta con el plus de ser una producción de sólo 30 millones de dólares y de no adaptar ninguna novela, cómic, videojuego o película previa, ya que ello supone una libertad creativa total para Rian Johnson y no tener que plegarse a las obligaciones contractuales impuestas por las marcas registradas. Intuyo que me puede volver loco. 




MANIAC (Franck Khalfoun): Amo mucho y muy fuerte al Maniac original de William Lustig, que sigue siendo una de las películas que más me hipnotizan y que me pone enfermo y me fascina al mismo tiempo. Pero no puedo resistirme a este remake con un Elijah Wood en el que será su mejor papel hasta la fecha y pergeñado por los responsables de Parking 2 (una de las cintas de terror más infravaloradas de los últimos años): Alexandre Aja y Gregory Levasseur en el guión y Franck Khalfoun en la dirección. Podríamos estar, y no sé si se me entenderá la comparación, ante el Drive de este año: una película que incomodará al gran público, que será malinterpretada por los que busquen en ella una profundidad argumental a la que no aspira en ningún momento y en la que la forma será el contenido. Seguramente será odiada por los talibanes, pero yo me dejaría rebanar un poquito de cabellera para verla. 




NEW KIDS NITRO (Steffen Haars y Flip Van der Kuil): El año pasado se pudo ver en Sitges New Kids Turbo, primera entrega de esta saga cinematográfica basada en un popular programa de humor de la televisión holandesa. La cinta (de la que di cuenta en mi anterior blog) era tan burra que era imposible verla sin sorprenderse por el hecho de que a nadie se le ocurriera censurar algunas ideas, pero ahí estaba su gracia: nadie, absolutamente nadie ni nada estaba a salvo de las bromas de los New Kids. Ahora vuelven con una secuela en la que, se comenta, se ha dejado de lado el comentario social para entregarse plenamente a la comedia grotesca y a la acción salvaje, en la que tienen cabida hasta los zombis. Y, no sé vosotros, pero yo no puedo resistirme a lo que veo en el tráiler. 




PIRANHA 3DD (John Gulager): Sé que alguno estará pensando "¿Dónde está la de Guy Maddin o la de Léos Carax?".  Y, bueno, sí, sus cintas están entre las más esperadas de esta edición de Sitges (hablo de Keyhole y Holy motors), pero creo que a Sitges se va a otra cosa, a disfrutar de la diversión, del cine de género, de los sustos, de la sangre, de los zombis, de los monstruos, de las pesadillas y las hadas. Para lo otro ya están Cannes o San Sebastián... o las filmotecas. Y todo ello me parece bien, pero en Sitges yo daría prioridad a trabajos como esta nueva macarrada de John Gulager, secuela de un remake que superaba sin problemas a la original y que tiene muy difícil alcanzar la cima de disfrute pajero a la que llegó Alexandre Aja hace dos años. Gulager ya ha demostrado se sobra que le va el cachondeo y los bichos en la trilogía Feast, así que me parece una buena elección para recoger el testigo de Aja y continuar con la fiesta. 




ROBO-G (Shinobu Yaguchi): He aquí una de las propuestas cuyo argumento me ha resultado más simpático de todos los que he leído para preparar este post. Robo-G cuenta la historia de tres empleados de la Compañía Eléctrica Kimura que crean un robot para una importante exhibición de robótica que se va a celebrar en unos días. Cuando el androide comienza a funcionar en solitario y se cae por una ventana quedando destrozado, los tres protagonistas tienen que urdir un plan para que su jefe no les despida, ya que no les da tiempo a construir otro. La solución es buscar a alguien que pueda hacerse pasar por un robot, encontrando el candidato ideal en el anciano Suzuki, quien se topa así con un motivo para salir de la rutina de su aburrida y solitaria vida. Con esta premisa es de suponer que la película estará llena de carcajadas y buenos sentimientos, resultando quizá algo blanda para muchos de los que acudan a Sitges, pero probablemente sea una de las que gusten a los espectadores más sensibles (entre los que me encuentro, aunque a veces no lo parezca por mis gustos). 




SAFETY NOT GUARANTEED (Colin Trevorrow): Con su primer largometraje, Safety not guaranteed, Colin Trevorrow ha conseguido llamar la atención de Hollywood gracias a su trabajo conjunto con el guionista Derek Connolly, con quien ya había trabajado en la TV-Movie Gary: Under crisis. Aquí nos proponen una de esas películas que parten de una premisa ingeniosa y que lo tienen tan difícil para estar a la altura de ese concepto inicial. Hay casos en los que no se consigue, como en el debut de Quentin Dupieux, Rubber, en el que la idea de un neumático asesino se agotaba a sí misma a los diez minutos de metraje. Dupieux estrena también peli este año, Wrong, pero si tuviera que apostar por la película con el arranque más original de este año mi voto sería para Safety not guaranteed:  en busca de un buen reportaje, tres periodistas deciden investigar el anuncio que un misterioso tipo ha puesto en un periódico, en el que busca acompañante para viajar al pasado. Y con ese punto de partida, uno puede esperar cualquier cosa... esperemos que buena.  




SIGHTSEERS (Ben Wheatley): Ben Wheatley sorprendió al respetable el año pasado con una película de terror que todavía no he visto y de la que todo el mundo habla maravillas: Kill List. Por eso, por lo bien que fue recibida su anterior propuesta, resulta sorprendente el cambio de rumbo que ha tomado Wheatley (al menos, en apariencia) con esta comedia en la que un viaje romántico en caravana se acaba convirtiendo en una orgía de violencia. La crítica se ha rendido ante Sightseers, y el nombre de Edgar Wright en la producción nos hace salivar a los que vibramos con Zombies Party (Shaun of the dead), Arma fatal (Hot Fuzz) y Scott Pilgrim contra el Mundo (Scott Pilgrim vs. The World). Un apunte personal, totalmente off-topic: al escuchar en el tráiler la canción The power of love de Frankie goes to Hollywood he recordado lo muy embobado que me dejaba su videoclip cuando era pequeño (¿que no os acordáis? Pues pinchad aquí). 




SINISTER (Scott Derrickson): En Sinister se reúnen varios elementos que me resultan especialmente atractivos y que, al combinarse, hacen que me sea difícil esperar hasta que pueda ver por fin esta pelícla (os recuerdo que estará en todas las pantallas españolas el próximo 31 de octubre). Tenemos la figura del escritor incapaz de escribir su segunda novela, tenemos una casa en la que se han producido asesinatos, una familia acosada por fenómenos paranormales, una entidad maligna con nombre propio (en este caso, Magul) y tenemos viejas películas encontradas en un desván (o, en su defecto, un sótano). Sinister podría ser el Insidious de este año, es decir, una película de terror con premisas clásicas, que se toma su tiempo para adentrar al espectador en su ambiente de pesadilla y que, GRACIAS, no está rodada con el cansino formato del found-footage (con el que se acierta una vez de cada diez, más o menos, aunque el público que sigue pagando por nuevas secuelas de Paranormal Activity opine lo contrario). Espero que Sinister dé miedo, pero miedo del que se te queda metido en el cuerpo y te asalta por sorpresa dos días después, cuando te despiertas en mitad de la noche con la vejiga llena y tienes serios problemas para decidirte a ir al baño... por si hay alguien o algo esperándote en la oscuridad del pasillo o al otro lado del espejo, esperando a que enciendas la luz para darte un susto.    




THE ABCs OF DEATH (Kaare Andrews, Angela Bettis, Ernesto Díaz Espinoza, Jason Eisener, Bruno Forzani i Héléne Cattet, Adrían Garcia Bogliano, Xavier Gens, Lee Hardcastle, Jorge Michel Grau, Noboru Iguchi, Thomas Malling, Anders Morgenthaler, Yoshihiro Nishimura, Banjong Pisathanakun, Simon Rumley, Marcel Sarmiento, Jon Schnepp, Srdan Spajosevic, Timo Tjahjanto, Andrew Traucki, Nacho Vigalondo, Jake West, Ti West, Ben Wheatley, Adam Wingard, Yudai Yamaguchi): La versión perversa de proyectos como Paris Je t'aime o New York, I love you es este conjunto de cortometrajes en el que han participado algunos de los nombres más importantes del panorama fantástico actual, como Angela Bettis, Xavier Gens, Yoshihiro Nishimura, Ti West o nuestro Nacho Vigalondo. La excusa es mostrar veintiséis formas de morir en otros tantos cortometrajes para los que cada director eligió una palabra clave que empezara cada una con una letra distinta del abecedario. Es posible que dos horas de cortos de menos de cinco minutos pueda llegar a ser algo agotador, pero el experimento no deja de resultar curioso. 



THE BAY (Barry Levinson): Sinister no es la única que película que lleva el sello de "De los productores de Paranormal Activity e Insidious" en el poster, también lo luce este nuevo ejemplo de found-footage que ha contado con un director que ha sorprendido a muchos, Barry Levinson, por cuan alejado está del género al que pertenece la cinta. Se supone (o quizá simplemente sea un deseo) que The Bay estará por encima de la media, que resultará más terrorífica y más espectacular que la mayoría de los ejemplos de terror en primera persona que nos llegan sin descanso. Pero... ¿quién sabe? Si no os convence el tráiler siempre podéis echarle un vistazo a Deranged (Park Jeong-Woo), que también se estrena en Sitges y con la que comparte un argumento sorprendentemente similar, pero rodada de manera convencional... y en coreano. 




THE CABIN IN THE WOODS (Drew Goddard): Esta, que ya he visto, es nada más y nada menos que una de las mejores películas de género que se han estrenado en los últimos diez años, una oda al cine de terror en la que se propone algo realmente interesante: ¿qué pasaría si al público de una cinta de miedo no se le diera exactamente lo que quiere ver? Esto, extrapolado a un universo lleno de elementos fantásticos y conspiratorios que no conviene desvelar por si aún no la habéis visto, es más o menos lo que cuenta el guión de Joss Whedon y Drew Goddard, quien ya sorprendió hace unos años al fandom con su libreto para la tremendísima Monstruoso (Cloverfield. Matt Reeves, 2008). Whedon y Goddard  han formado un tándem de lujo dando como resultado una bomba que nadie se debería perder y que pasará a la historia del cine de terror como uno de sus exponentes más ingeniosos y revolucionarios, con un clímax final que verdaderamente te deja con la boca abierta y un último plano sencillamente magistral. Una joya. 




THE LORDS OF SALEM (Rob Zombie): Las expectativas creadas por esta película están por las nubes. Y no es de extrañar, porque Rob Zombie se está labrando una carrera exquisita dentro del cine de terror y cada uno de sus nuevos trabajos es recibido con júbilo por los fans. Su The Lords of Salem promete más emociones fuertes, con la historia de un equipo de radio que encuentra un viejo disco de vinilo y, al reproducirlo, despierta a los Señores de Salem. Una historia de brujería de la que todavía no se ha visto ningún tráiler, salvo el mostrado por Zombie en uno de sus conciertos ante la sorpresa de los asistentes y que, debido a su mala calidad, no voy a poner aquí. Sí que voy a poner un vídeo que circula desde hace bastante tiempo y que sirve para que nos hagamos una idea de los conceptos manejados por Rob Zombie en su película. Edito: apenas unas horas después de terminar este post se filtró en la red el tráiler de la película, así que ya lo podemos ver aquí. Las críticas no han sido muy entusiastas por ahora, pero estoy seguro de que es uno de esos títulos capaces de arrastrar a muchos hasta cualquier festival de cine sólo para tener la oportunidad de verlo.




THE TALL MAN (Pascal Laugier): Aunque Pascal Laugier llamó la atención por la radicalidad de Martyrs (2008), no creo que The Tall Man vaya a adentrarse, ni por asomo, en terrenos tan duros y comprometidos como aquella. No obstante, puede ser una opción a tener en cuenta para los que disfruten de cintas de terror de moderada intensidad, protagonizadas por nombres famosos (Nicole Kidman, Belén Rueda, Katie Holmes... Jessica Biel en este caso) y que, en realidad, van sobre el instinto maternal, sobre la protección de los seres queridos y sobre el miedo infantil al hombre del saco. En el peor de los casos puede ser como Boogeyman (Stephen Kay, 2005), aquel bodrio protagonizado por Barry Watson. Pero vamos a darle un voto de confianza a Laugier, ¿no?




V/H/S (David Bruckner, Glenn McQuaid, Radio Silence, Joe Swanberg, Adam Wingard, Ti West): Otro de los platos fuertes de Sitges 2012 es esta cinta que, como The ABCs of Death, reúne a nombres pujantes del terror actual para contar varias historias, en este caso sin un leit motiv tan claro pero sí con el denominador común del found-footage como recurso expresivo y, en este caso, incluso dramático. Servidor ya la ha visto y puedo decir que está algo por debajo de las expectativas, sobre todo porque el subgénero puede que haya dado ya de sí todo lo que podía dar y porque no puede escapar de los tiempos muertos, los movimientos de cámara mareantes hasta el vómito y una fealdad que no siempre viene bien a lo que está apareciendo en pantalla, en este caso arruinando la posibilidad de espectacularidad del último segmento, aunque encontrando su verdadero sentido en los dirigidos por Ti West (muy inquietante) y Joe Swangerg (utilizando sólo webcams).  A pesar de ello, sí es cierto que en sus mejores momentos V/H/S consigue su propósito de dar miedo y de llevar su estilo de filmación y montaje al límite de sus posibilidades narrativas.




WARRIOR (Gavin O'Connor): Aplaudo la decisión de los organizadores del Festival de darle una oportunidad a esta película que en España se ha estrenado directamente en televisión privada, sin tener siquiera la oportunidad de verse en DVD ni en salas de cine. Esto demuestra una vez más la ceguera de los distribuidores de nuestro país, ninguno de los cuales ha querido apostar por este título que aparece en muchas listas como una de las mejores películas estrenadas en 2011 y que es, según los que lo han visto (porque yo aún lo tengo como tarea pendiente), una épica historia sobre redención, conflictos familiares y... hostias. Y ahí podría estar la clave para que no haya conseguido distribución: el hecho de estar ambientada en el mundo de las Artes Marciales Mixtas ha debido servir como repelente para muchos, ya que es más que probable que de haber transcurrido en un deporte de mayor prestigio como el boxeo no habría tenido problemas para llegar a nuestras pantallas. En fin, suerte que existen los festivales de cine... y suerte que existe internet. 




Y esto es todo, amigos. En el tintero me dejo unos cuantos títulos más que he tenido que obviar para no aturdiros y no hacer este post más largo todavía, pero los pongo aquí resumidamente: A fantastic fear of everything, Chained, Crawl, Dead Shadows, Doomsday Book, Dragon (Wu Xia), El alucinante mundo de Norman, F, Frankenweenie 3D, God Bless America, Headshot, Iron Sky, Lovely Molly, Motorway, Nameless Gangster: Rules of the Time, Outrage Beyond, Painted Skin: The Ressurection 3D, Seven Psychopatsh, Tai Chi Zero 3D, Thale, The Dinosaur Project, The Four, The Viral Factor, War of the arrows, y Warriors of the Rainbow: Seediq Bale. Mucho donde elegir, como veis, aunque los que hayáis ido alguna vez a Sitges ya sabéis que lo de hacerse calendarios y quinielas al final depende de muchos factores como para seguirlos a rajatabla: los retrasos, las caminatas de un cine a otro, las colas, las fotos con los famosos, las conversaciones con los amiguetes, las visitas al mercadillo, etc. 

Así que ya sabéis, ved todo lo que podáis, pasadlo bien, intentad hacer amigos y acordaros de los que no podemos estar allí con vosotros. Espero que mi guía os haya servido de algo. 

Comentarios

  1. Me llaman mucho la atencion la de Coscarelli y el remake de Maniac.
    Si aun no has visto Piranha 3DD...a mi me parecio una mierda infecta, con ausencia casi total de gore o humor negro. El unico humor que veras es a The Hoff convirtiendo la ultima media hora de pelicula en su show particular. Barata, cobarde y mala.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, pues tenía ciertas esperanzas puestas en esa peli. De todos modos le echaré un vistazo cuando pueda, más que nada para quitarme la espinita.

      Las de Coscarelli y el remake de 'Maniac' son de las que más ganas tengo de ver, sobre todo la segunda.

      Eliminar
  2. I rеally like what you guys aгe up too.
    Thіs tyρe of clеveг work and гeporting!
    Κeep up the eхcellent worκs guys I've included you guys to our blogroll.

    Also visit my webpage ... get cash for surveys review

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Golpe de estado

La leyenda del luchador borracho

Diez terrores para Halloween (II)