Tania con i ® 56ª Edición (Enrique Rubio. Destino, 2011)



Tras sorprender gratamente con su primera novela, Tengo una pistola, Enrique Rubio confirma con su segundo trabajo que estamos ante una firma muy a tener en cuenta, un escritor a quien seguir en el futuro y que vive apegado a su tiempo, adaptando su literatura a las formas predominantes de comunicación en la actualidad, esto es, internet y los dispositivos electrónicos. Quizá una primera impresión vaga e inconsciente podría hacer pensar que Rubio comete faltas de ortografía o que la novela no ha pasado por las manos de un buen editor. No son pocas las opiniones que he leído por la Red al respecto. Pero es el tipo de error que deja en evidencia a quienes lo consideran como tal: tanto en Tengo una pistola como en Tania con i ® 56ª Edición, Enrique Rubio utiliza con alevosía esa forma de escribir, pero exclusivamente cuando se mimetiza tanto con sus personajes que plasma sus reflexiones del mismo modo en el que lo harían ellos en una pantalla de móvil o del messenger.

La estructura del libro es intrincada, pero se sigue con extrema facilidad, aunque posiblemente al intentar explicarla no lo parezca: se podría decir que se trata del borrador de una biografía sobre un personaje ficticio, Tania con i, escrito por un sosías del propio Rubio llamado Guillermo Ruano que irá convirtiendo poco a poco el relato de la vida de su personaje de estudio en su propia autobiografía. Sí, lo sé, suena extraño, pero uno se acostumbra cuando lleva un par de capítulos leídos.

Depurando notablemente el estilo fragmentado de su anterior novela, dosificando mejor las líneas narrativas paralelas a pesar de que, esta vez, todas estén mezcladas en mayor medida, Enrique Rubio da muestras con Tania con i ® 56ª Edición de un talento total para unificar la narrativa convencional con el lenguaje de las redes sociales y las webs 2.0, utilizando en el texto nubes de tags, nombres de archivos .jpg y transcripciones literales de distintas jergas, otorgando ritmo y contemporaneidad a una historia ciertamente interesante que tiene mucho de sátira sobre la fama, el consumismo e incluso sobre el propio oficio de escritor.

Altamente recomendable, aunque si no entendéis que el propio título ya es una broma, es mejor que ni lo intentéis.


MOTIVOS PARA LEER 'TANIA CON I':
1)Asistir a la confirmación de un nuevo talento. 
2)El ritmo ágil de la narración, pese a su compleja estructura. 
3)La visión amarga y realista que ofrece del oficio de escritor. 
4)El brillante recurso de ir convirtiendo paulatinamente al cronista en protagonista.

MOTIVOS PARA NO HACERLO:
1)Acaba resultando reiterativa en algunos pasajes.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Golpe de estado

La leyenda del luchador borracho

Diez terrores para Halloween (II)