Antología Ninja (1): Ninja Hunter


Título originalRen zhe da jue dou.
Director: Wu Kuo Jen.
Director de acción: Chu Ko.
Reparto: Alexander Lo Rei, Jack Long Sai Ga, Ricky Cheng Tien Chi, Mark Long Kwan Wu, William Yen, Chen Shan.
Títulos alternativos: Shaolin Hero / Wu Tang vs. Ninja / Chasseur de Ninja / El Cazador Ninja / Ninja Mortal.
País: Taiwan.
Año: 1984.

En su indispensable libro Made in Hong Kong (Midons Editorial. 1997), Domingo López decía sobre Ninja Hunter: "...si vas a ver una única película de ninjas en tu vida, asegúrate de que sea esta, porque no habrás visto nada igual en tu vida." Podemos estar más o menos de acuerdo con esa afirmación tan categórica, pero lo que es innegable es que al amigo Domingo no le falta buena parte de razón, ya que cuesta ver una película del subgénero con tanta acción y que, para colmo, esté tan bien filmada. Por eso, en honor a este pionero de la defensa del cine asiático en nuestro país, he decidido que Ninja Hunter era el título idóneo para comenzar esta aventura denominada Antología Ninja

Un clásico: dos chinos hablando en un descampao.
El comienzo de la película nos puede llevar a equívoco (y aquí se esconde una de sus claves): de no ser por esos títulos de crédito en los que vemos a ninjas entrenándose, la primera secuencia nos podría hacer pensar que estamos ante una convencional cinta de kung fu. En ella, nos encontramos a Lung Wu (Chen Shan) y a Abbot White (Jack Long). El primero es el mejor alumno del estilo de Shaolin, mientras que el segundo es alumno de Wudang y quiere demostrar que su kung fu es más letal. Vamos, el arranque típico de tantas y tantas pelis: dos chinos en mitad del campo diciendo "mi kung fu es mejor que el tuyo" y repartiéndose galletas para demostrarlo. Aquí el que pierde es Abbot White, quien se siente humillado tras comprobar que no puede contra... ¡LA PUNZADA DE DEDO DE SHAOLIN!. El pobre se va medio llorando y decide aliarse con los ninjas para acabar con su enemigo común. 

Las manos rojas de dar tanta hostia.
Hasta ahí, nada nuevo. Pero sólo tenemos que esperar tres minutos y medio para que empiece el cachondeo. Vemos a Abbot White, en una cueva, poniendo la palma de sus manos sobre los vientres de dos jóvenes (¿vírgenes?) a las que está arrebatando su fuerza vital. Ya tenemos el elemento fantástico. ¡Y también el primer descojone! Porque el bueno de Abbot, además de tener unas cejas en las que podría vivir una familia de colibrís, se recarga como si fuese la batería de un móvil, con franjas luminosas y todo, hasta que se pone completamente rojo y ya está listo para volver a salír por ahí a patear culos. La secuencia (que no es exactamente la de la foto que veis a la derecha) es gloriosa, cargada de zooms to locos, saltos de manivela y cochambre. Y lo mejor es que es sólo un avance: más adelante veremos al personaje haciendo lo mismo con otras féminas, pero con variantes, como esa vez en la que parece estar absorbiéndole sangre menstrual a una mujer a distancia. Ver para creer. 

De izquierda a derecha, el Batninja, el Hitler y el Ferrero Rocher. 

Si una buena película de acción no es nada sin un villano de altura, aquí podemos estar tranquilos, porque además de Abbot White y de muchos ninjas, tenemos tres más, cada uno con sus características peculiares: 

- El Batninja: Vestido con colores que recuerdan a Batman, con cinturón dorado sobre un traje negro, es peligroso debido a que porta dos espadas que maneja con precisión (aunque a veces erre en su objetivo y acabe matando a la persona equivocada...). Pero sobre todo es escurridizo: puede desaparecer y transformarse en una alfombra voladora.

- El Hitler: Como buen líder maníaco, tiene un bigotillo que da risa y grima al mismo tiempo. Lung Wu es el líder de los ninjas y un peligro con su lanza con punta retráctil, sujeta a una cadena. Su traje blanco nuclear no es el más ideal para pasar desapercibido o librar un combate. Pero, eh...

- El Ferrero Rocher: El más ridículo de los tres es este tipo que va vestido con un envoltorio dorado gigante de bombón. Pero no hay que fiarse de sus pintas: tiene dos aros de acero que además funcionan como boomerang y como explosivos.

Zombis radioactivos que saben kung fu: la panacea. 

Pero si pensáis que esto es todo, estáis muy equivocados: en otro momento sublime de la cinta, podemos ver a una especie de zombis radioactivos que salen de tinajas, que sangran algo así como ácido y que se deshacen en polvo. Es un momento aislado, su presencia no se hace palpable más que en esta secuencia, pero que algo así ocurra a los veinte minutos de proyección es toda una alegría; junto con al villano recargable, ya nos avisa de que no estamos ante una película de ninjas cualquiera, sino ante una afortunada mezcla de acción, humor zopenco e involuntario y algún que otro elemento sobrenatural en la mejor tradición de Encuentros en el más allá (Encounters of the spooky kind. Sammo Hung, 1980).


La ineludible secuencia de entrenamiento, aquí repetida varias veces. 

Ya hemos hablado de los villanos, pero, ¿qué hay de los héroes? Aquí Ninja Hunter puede despistar y hasta resultar decepcionante para los fans de Alexander Lo Rei, ya que este no aparece en escena hasta el minuto cuarenta, tras una de esas desconcertantes elipsis a las que nos tiene acostumbrado el género ninja, en las que transcurren veinte años de un plano a otro sin que nuestro cerebro sea capaz de asimilarlo hasta que han pasado unos minutos. Durante su primera mitad, Ninja Hunter se centra más en los malos de la función, presentándoles como seres despiadados, odiosos y muy peligrosos (como debe ser todo buen villano, vaya), hasta tal punto que consiguen derrotar a casi todos los miembros del Templo de Shaolin. Excepto, claro está, al Maestro Supremo, que tiene un hijo (Lo Rei) y un sobrino (Ricky Cheng Tien Chi) a los que entrena desde niños para derrotar a Abbot White y reestablecer el poder Shaolin.

Lo que sigue después de este cambio de tercio es una sucesión de combates cada vez más espectaculares, un recital de hostias que culmina en unos quince minutos finales de orgasmo con estructura de videojuego de tres fases: una primera en la que los jóvenes héroes tienen que cargarse a los ninjas de relleno, otra más en la que deben superar un enfrentamiento contra los tres ninjas superiores, y finalmente una pelea ultraviolenta contra Abbot White en la que no faltan las volteretas, los cables y los chorretazos de sangre.

Teniendo todo esto en cuenta, y volviendo a lo que decía Domingo López, es innegable que Ninja Hunter debe ser considerada una de las grandes cimas del género, si bien habría que poner como pega que la primera mitad de metraje provoca cierta impaciencia e incomodidad, ya que esos primeros cuarenta minutos,  aunque cargados de acción, funcionan como un prólogo eterno que retrasa en exceso la llegada de la verdadera trama, la de la venganza contra los ninjas y Abbot White. Obviamente, no me voy a poner exquisito con la estructura dramática de una película taiwanesa de ninjas, pero hay algo más que destacar en la parte negativa: Ninja Hunter es más una película con ninjas que de ninjas. Es decir, su argumento no gira en torno al mítico clan de mercenarios japoneses, no se basa en su mitología, sino que estos funcionan como complemento a una trama arquetípica de película de kung fu, como exóticos añadidos más que como protagonistas. Eso explica que en el clímax final no haya ningún duelo de katanas entre luchadores disfrazados, sino que todo culmine como podría haberlo hecho cualquier largometraje que no llevara el término "ninja" en su título.

Con todo, si sois de los que habéis esperado con ganas esta primera entrada de la Antología Ninja, estáis ante una película que no os podéis perder y que encontraréis por menos de 2 euros en cualquier bazar chino (escondida detrás de carátulas horrendas y los títulos "El cazador ninja" o "Ninja mortal"). O incluso, si sabéis inglés o no sabéis pero no os importan mucho los diálogos, sólo tenéis que desplazar el ratón un poco más hacia abajo y pulsar el play. De nada.

Otros posters:



En resumen:
- Ninjas de colores: Hay.
- Saltos antigravedad: Hay.
- Secuencias robadas de otras pelis: No hay.
- Sexo cochino: Hay.
- Humor absurdo: Hay.
- Sangre a borbotones: Hay.
- Elementos sobrenaturales: Hay.
- Efectos de sonido imposibles: Hay.
- Explosiones de humo: Hay.
- Elipsis locas: Hay.
- Escenas de entrenamiento: Hay.
- Actores occidentales: No hay.

Bonus:
- Zombis que salen de tinajas.
- El malo se repone robándole la fuerza vital a vírgenes, y se recarga como si fuese la batería de un móvil.
- La punzada del dedo de Shaolin.

Bajonas:
- Alexander Lou no sale hasta el minuto 40.
- La pelea final no es contra un ninja.




Comentarios

  1. Esta la tengo pendiente de visionado desde hace...pfff, ni idea. Por cierto, me encanta el medidor ninja, de ese mitico Ninja de Master System...ooou yeah!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí también es mítico el Ninja de la Master System, porque fue uno de los primeros juegos que tuve de pequeño y todavía hoy lo juego de vez en cuando con algún emulador. :)

      Eliminar
  2. Casualmente la revisioné hace poco y tiene momentos brutales; el ninja-alfombra, el magreo de pezones como tortura sexy... Jack Long se sale de histriónico, aunque me gusta Lo Rei esa actitud de malote con carcajada hace que se coma la peli!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las torturas sexy, como bien las llamas, son otros de los puntos álgidos de la peli, pero no los mencioné para dejar algo sin destripar, jeje.

      En cuanto a Lo Rei, obviamente esta no será su única peli en esta antología...

      Eliminar
  3. La buscaré por el método legal... o por el otro. Pero es de las que me gustaría tener empacadita.

    Oyes, muy bueno lo de En resumen: hay o no hay :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que no te cuesta encontrarla por cualquiera de los dos métodos, Key. Ten en cuenta lo que digo: en DVD está como "El cazador ninja" y como "Ninja mortal", con distintas carátulas, pero es la misma película.

      Lo de "hay" o "no hay" en el resumen es un homenaje a Los Ganglios.

      Eliminar
  4. Empieza fuerte ...
    Lo de hacer un resumen (y la forma de hacerlo), genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo que la primera vez que estuve en tu casa estuvimos viendo trozos de una peli de ninjas que seguro que recuerdas muy bien, jeje. No voy a poner el título, pero sí te diré que la tengo en la lista de las futuras protagonistas de esta antología...

      Eliminar
    2. Leches, que grande!!! No me extraña que la tenga en la lista, LO PETA.

      Eliminar
    3. Lo que no sé es cuándo, pero estará seguro. ;)

      Eliminar
  5. Lo q he disfrutado con esta primera entrega felicitaciones!! Kung Fu, Ninjas, cejas "Pai Mei style" (como conseguiran hacerselas?) escenas pseudo eroticas y hasta zombies tiene!! La siguiente peli a reseñar debe superar esto, ardua tarea.

    Pues eso, Borja m recomendó la página y m ha encantado, PJ!! t invito a ver la mía de comics (t he invitado por facebook para no hacer spam aqui)
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Al! Haz caso a Borja, que es un muchacho listo y sabe lo que dice, jeje.

      No sé si la siguiente superará esto, es verdad que es complicado, pero se intentará.

      He echado un vistazo a tu blog y ya lo he puesto en mi sección de enlaces.

      ¡Un saludo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Golpe de estado

La leyenda del luchador borracho

Diez terrores para Halloween (II)